Cascadas de Lamiña

Opción a. Inicio en la Miña. El paseo lo iniciamos en el pueblo de Lamiña. En este primer tramo, la ruta se desarrolla por una zona en la que se alternan praderías, setos, bosques y alguna repoblación forestal. Tras 1 km de camino llegaremos al vestigio más antiguo del municipio de Ruente, la ermita de S. Fructuoso. Dos kilómetros más adelante llegamos al cruce del camino de Barcenillas. Seguimos por la derecha, en dirección Sureste, y unos metros más adelante, tras pasar un paso canadiense, abandonamos la pista en el lugar señalizado y nos adentramos en el bosque hasta el río cuyo cauce seguimos hasta llegar a la confluencia de los arroyos Moscadoiro y Barcenillas, donde se encuentran las cascadas. El camino está balizado y desde aquí podemos regresar por el mismo sendero, o continuar -pasadas las cascadas- por un sendero ascendente que nos lleva a la pista a 550 m de distancia de donde partimos.

Opción b. Inicio en Barcenillas. En Barcenillas, después de contemplar el conjunto arquitectónico, se inicia en el punto en el que la ruta aparece señalizada con paneles. Seguiremos por la pista principal que nos conduce de forma paralela al arroyo. Discurrimos entre prados y bosque de ribera, en el que abundan los avellanos, castaños y servales, para llegar en unos 2,5 km a un cruce con el camino de Lamiña. Seguiremos hasta las cascadas por este sendero.

  • Distancia total: 7 km la ruta completa (incluyendo el recorrido por las cascadas).
  • Duración total: Alrededor de 4 horas.
  • Dificultad: Baja.
  • Desnivel: 100 m.
  • Tipo de camino: Cómodo (pistas y senderos bien trazados).
  • Agua potable: Hay fuentes en Barcenillas y Lamiña.
  • Época recomendada: Cualquier época (precaución en época de lluvias).
  • Observaciones: Ruta balizada.

Más información - Como llegar